Safwan Masri, director of Columbia Global Centers: ´´The Universities Must Encourage Cross Learning Between Region´´ [El Mercurio, Chilean Newspaper, Spanish]

News

Safwan Masri, director of Columbia Global Centers: ´´The Universities Must Encourage Cross Learning Between Region´´ [El Mercurio, Chilean Newspaper, Spanish]

December 26, 2016

 

 

A pocas horas de que se den a conocer los resultados de la PSU, el especialista recuerda la importancia de que los centros de educación superior promuevan la investigación conjunta entre países. El mercado en el que se van a desenvolver los profesionales del futuro es uno global, por lo que la necesidad de mirar más allá de las fronteras no debe pasarse por alto.

Margherita Cordano F.

Mañana lunes, las más de 290 mil personas que este año rindieron la Prueba de Selección Universitaria sabrán cuáles fueron sus resultados. Del total de inscritos, es probable que un alto porcentaje opte por seguir estudios superiores, lo que supone la posterior búsqueda de un centro de estudios que entregue educación de calidad y se ajuste a los intereses de cada uno de los estudiantes.

Si de excelencia se trata, para Safwan Masri existen tres cualidades básicas que una institución debe cumplir: destinar recursos para fomentar la investigación, contar con académicos que sobresalgan en su área y promover las artes liberales en toda disciplina. En su mirada, es necesario que quienes pasan por la universidad participen en cursos en los que se deban leer clásicos de filosofía política.

Masri es director de los ocho centros globales (Global Centers) que la Universidad de Columbia tiene fuera de Estados Unidos. También hay uno dentro de ese país, en Nueva York. Los restantes están ubicados en Santiago, Río de Janeiro, París, Estambul, Aman, Mumbai, Beijing y Nairobi. Todos funcionan a modo de campus en el extranjero, y en ellos se promueve la investigación conjunta y la colaboración internacional.

"Nos ayudan a intercambiar conocimiento y a aprender los unos de los otros", explica el académico, quien estuvo de visita en el país para supervisar el desarrollo del centro en Chile, que desde 2012 funciona en Santiago (ver recuadro).

Justamente, la promoción de una universidad conectada con el mundo es otra de las características que a Safwan Masri le parecen fundamentales en una institución de educación superior. El universo en el que se van a mover los futuros graduados -indica- hace tiempo que dejó de ser local, por lo que es importante que los establecimientos sepan interpretar el mercado en el que sus alumnos se van a desenvolver en los próximos años. "El siglo XIX se caracterizó por ser una época en la que la mayoría de las universidades se orientaban a los problemas de su ciudad", indica a modo de contexto.

"Pero después de la Segunda Guerra Mundial, comenzaron a abrirse los primeros programas de estudios regionales: se necesitaban institutos que ayudaran a entender mejor los temas de política extranjera y economía".

Mirada global

A pesar del avance de pasar de universidades muy centradas en los problemas de un solo lugar, al de universidades dispuestas a mirar más allá de sus fronteras, durante el siglo XX el enfoque seguía siendo el de instituciones que observan desde fuera sin realmente conectarse con el resto de los involucrados, plantea Masri. "Fue en el siglo XXI que el concepto de mundo pasó a ser uno global, que es distinto a un mundo internacional".

Para dar a entender su idea, el académico usa ejemplos de fenómenos actuales. "Tenemos un problema de refugiados debido a la crisis en Siria. Hace años, eso habría sido un problema más bien regional, pero en el último tiempo se ha transformado en uno global: Canadá, Estados Unidos, Europa; todo el mundo está lidiando con sus consecuencias. Si hace 50 años había un brote de Ébola en África Occidental, eso era cosa de ellos. No sucede lo mismo hoy en día. Lo internacional es algo que se entiende como algo entre dos o pocos países, lo global es algo que va más allá de esos límites", dice.

De ahí la importancia de involucrarse y aprender a partir del conocimiento que se genera desde otros lugares. "Los centros globales apuntan a esa idea; a que las universidades deben fomentar el aprendizaje cruzado entre regiones".

Las prioridades que Safwan Masri nombra para los centros de educación superior no son casualidad. Según muestran los rankings internacionales, la Universidad de Columbia es una institución que se mantiene a la cabeza de las mejores universidades, destacando principalmente por su alta reputación entre empleadores y gran número de profesores extranjeros: de 6.324 docentes, 953 no son locales. Esto representa al 15% del total de personas enseñando.